Saltar al contenido

¿Cómo hacer una introducción para tu tesis?

marzo 24, 2024

La introducción es el primer contacto que tienen los lectores con tu tesis. Es el momento para captar su interés, presentar el tema de investigación, y establecer la importancia de tu estudio. Aquí te explicamos cómo redactar una introducción clara, concisa y efectiva.

¿Qué es una introducción y para qué sirve?

La introducción de una tesis es el capítulo que plantea el problema de investigación, define los objetivos, y esboza la relevancia del estudio. Su propósito es proporcionar al lector una visión clara de lo que se investigará y por qué es importante hacerlo.

Pasos para escribir una introducción impactante

  • Presenta el contexto general del tema a investigar.
  • Define claramente el problema de investigación.
  • Establece los objetivos y preguntas de investigación.
  • Justifica la importancia y relevancia del estudio.
  • Delimita el alcance de tu investigación.
  • Proporciona un breve adelanto de la estructura de la tesis.

Errores comunes en la introducción y cómo evitarlos

  • Extenderse demasiado en el contexto sin centrarse en el tema específico.
  • No definir claramente el problema de investigación.
  • Falta de justificación sobre la importancia del estudio.
  • No delimitar el alcance de la investigación.

Preguntas Frecuentes

¿Cuánto debe medir una introducción?

La longitud de una introducción puede variar, pero lo ideal es que sea concisa y no exceda el 10% del total de la tesis.

¿Puedo incluir citas en la introducción?

Sí, las citas pueden ser útiles para establecer el contexto o justificar la relevancia del estudio, pero deben usarse con moderación.

¿Cómo puedo captar el interés del lector desde el principio?

Comienza con una afirmación impactante, una pregunta provocativa o un dato interesante relacionado con tu tema de investigación.

¿Es necesario incluir una hipótesis en la introducción?

Si tu investigación se basa en una hipótesis, es recomendable presentarla claramente en la introducción.